Inicio » Bulbosas de verano » Ranúnculos. Cuidado, Cultivo y Reproducción

Ranúnculos. Cuidado, Cultivo y Reproducción


  • Nombre científico: Ranunculus asiaticus
  • Nombre común: Ranúnculo, marimoña, francesillas, ranúnculos
  • Familia: Ranunculaceae
  • Origen: Suroeste de Europa, norte de África, Asia Menor, Irán y Siria
  • Floración: Desde finales del invierno, hasta mediados de primavera
  • Ubicación: Semi sombra
  • Riego: Frecuentes
  • Abono: Cada 15 a 20 días
¿Te has preguntado alguna vez que significa ranúnculo? Porque suena a rana ¿verdad?, pues si, etimológicamente ranunculus (su nombre científico) significa pequeña rana.
La razón es que el primer ranúnculo clasificado era acuático.
El ranúnculo de jardín (Ranunculus asiaticus) es un raíz tuberosa que puede clasificarse como de verano o de otoño, ya que la plantación puede realizarse hacia finales del verano o comienzos del otoño. Así, tendremos una floración hacia finales del invierno o comienzo de la primavera.
Todo dependerá de nuestro clima, ya que soportan heladas leves, pero si nuestro clima es de esos inviernos crudos…mejor en maceta, que le podremos proteger de los fríos intensos.
Su floración es espectacular. Si tienes la ocasión de plantarlos en el jardín, seguro que quedarás gratamente sorprendido.

Guía rápida para el cultivo de los ranúnculos

icono-profundidad-plantación
Profundidad de siembra
Unos 5 centímetros
icono-necesidad-de-riego
Riego
Frecuentes, sin encharcar
icono-ubicación
Ubicación
Semi sombra
icono-distancia-de-plantación
Distancia de plantación
12 centímetros

Descripción

Los ranúnculos son plantas tuberosas, herbáceas, perennes, de porte erecto y tallos vellosos con una coloración verde grisácea.
Su altura depende de la variedad, pudiendo encontrar ranúnculos de entre 10 y 60 centímetros de alto.
Sus hojas son aserradas o lobuladas y están previstas de largos peciolos. Las hojas inferiores aparecen directamente de la raíz, adquiriendo formas muy diferentes.

Flores de ranúnculo

Las flores de los ranúnculos son muy apreciadas como flor cortada: sus largos tallos, la amplia variedad de sus colores, la forma tan original y llena de pétalos, junto con que aguantan bastante una vez cortadas, la hacen una flor ideal para hacer ramos de flores.


Curiosamente, según se dice, en el lenguaje de las flores el ranúnculo significa “eres ingrata”. A pesar de ellos se siguen regalando muchos ramos de flores de ranúnculo.
En el jardín quedan genial. Podremos encontrar ranúnculos en casi todos los colores, menos el azul…un color que no es fácil de encontrar en la naturaleza.
De cada tallo aparecen hasta 5 flores con forma de taza, que están formadas por un anillo y cinco sépalos. Pueden ser sencillas o dobles.

Cultivar ranúnculos

El cultivo de las garras del ranúnculo de jardín es bastante sencillo.
Cómo curiosidad apuntar que todas las especies de ranúnculos son venenosas, debido a su alto contenido de protoanemonina. Los animales, que son muy sabios, no se las comen por su gusto amargo y los problemas que puede ocasionar su ingesta.
Mantén a tus animales caseros alejados de ellos, por si acaso, aunque es raro que les de por comerse alguna parte de las plantas del ranúnculo.
Como he comentado, los ranúnculos son tubérculos que se plantan entre finales del verano, comienzos del otoño.

Como plantar ranúnculos

  • Si tu clima es muy templado puedes elegir una ubicación soleada para su plantación. Lo recomendable es una ubicación en semi sombra, por ejemplo, estarán perfectos bajo la sombra de un arbusto.
  • Las garras se deben plantar a unos 5 centímetros de profundidad, aunque dependerán de su tamaño.
  • Conviene poner en remojo las garras unas 24 horas antes de su plantación, para que el bulbo se rehidrate.
  • La distancia entre tubérculos debe ser de unos 10 a 12 centímetros.
  • Planta con el punto de crecimiento hacia arriba, que es la parte blanca.
  • Una vez sembrados, hay que regar de forma moderada, sin encharcar, pero tampoco dejando que el suelo se acabe de secar por completo.

Cuidados de los ranúnculos

Una vez que los ranúnculos están sembrados en el jardín (o en maceta), hay que cuidarlos.
Si quieres que crezcan y florezcan bien, debes seguir los siguientes consejos:

Suelo

Los ranúnculos prefieren suelos muy sueltos y bien drenados, que posean una buena cantidad de materia orgánica.
Conviene hacer una preparación previa del terreno, añadiendo un compost de calidad o estiércol de caballo o guano. Les va muy bien el compost específico para rosas, que tienen necesidades similares.

Exposición al sol

Prefieren la semi sonbra que la exposición directa al sol. Como regla deben tener al menos sol directo como la mitad de la jornada, preferiblemente el de la mañana que es más débil que el de la tarde.

Riego

Hay que regarlos de forma abundante durante su ciclo de vida, siempre teniendo cuidado que el terreno no se encharque, ya que no lo soportan.

Abonado

Si la preparación del terreno ha sido buena, con aportarles un abono de floración (con abundante potasio) antes de la floración será suficiente.
Para los ranúnculos en maceta, conviene utilizar abono líquido cada quince días.

Plagas

Las enfermedades y plagas que pueden atacar a los ranúnculos, son las típicas de jardín. Si permanecen en el jardín al comienzo de la primavera se pueden ver atacados por los pulgones, los trips, y sobre todo las babosas, que buscan siempre brotes tiernos que comerse.
En cuanto a las enfermedades mas comunes están las producidas por ataques de hongos, en concreto al ranúnculo le puede atacar el oidio (sobre todo en primavera), el pythium y la pudrición del bulbo por ataque de rhizoctonia.

Reproducción

Los ranúnculos se pueden reproducir por división de los tubérculos o a través de sus semillas.

  • Si vamos a reproducir por división, el mejor momento es después de desenterrarlos. No inmediatamente, porque resultan muy quebradizos y se rompen por cualquier parte.
  • Es mejor dejar secar un par de días en un lugar sombreado, para que la humedad del tubérculo baje y sea mas sencillo de separar. Con un simple giro, el bulbo se separa, sin necesidad de utilizar ninguna herramienta de corte.
  • Los tubérculos de los ranúnculos son muy enredados, si no lo tienes claro, antes de dañar el bulbo es mejor no cortar.
Otra opción es la reproducción mediante semillas:
  • Si no cortas las flores cuando los pétalos se caen, la flor produce semillas.
  • Las semillas se colocarán en un semillero. No es necesario cubrir las semillas, y en todo caso no las entierres.
  • El compost no se debe secar en ningún momento hasta que las semillas hayan germinado.
  • Una vez que las plantulas tengan 6 hojitas, podremos trasplantarlas a macetas más grandes.

Conservación de las garras de ranúnculos

  • Una vez que los ranúnculos han terminado su floración, cortaremos las flores, para que el bulbo no gaste más energía. Dejaremos los tallos y seguiremos regando regularmente, hasta que la planta termine su ciclo de vida y se marchite por completo.
  • En climas secos, las raíces tuberosas del ranúnculo pueden quedarse en el suelo, pero en aquellos con mucha humedad es necesario desenterrarlos, ya que se corre el riesgo de que se pudran.
  • Una vez que toda la parte aérea ha muerto, procederemos a extraer las garras del ranúnculo.
  • Lavaremos bien los tubérculos, eliminando cualquier residuo de tierra. Para protegerlos de cualquier enfermedad, conviene añadir un esterilizador de bulbos.
  • Una vez limpios se dejarán secar dos o tres días en un lugar bien aireado y a la sombra.
    En ese momento, antes de que estén demasiado secos, se puede proceder a la división.
  • Guardaremos en bolsas de papel, en un lugar oscuro, fresco y seco, alejado de la humedad. Recuerda etiquetar las garras por colores.

Imágenes y fotos de ranúnculos

Galería de fotos de ranúnculos:

Deja un comentario