Inicio » Bulbosas de primavera » Amarilis. Cultivo, Cuidados y Reproducción

Amarilis. Cultivo, Cuidados y Reproducción

  • Nombre científico: Amaryllis Belladona
  • Nombre común: Amarilis, azucena de Santa Paula, azucena rosa, flor de la suegra y la nuera
  • Familia: Liliaceae
  • Origen: África austral y Sudamérica
  • Floración: Entre finales de verano y otoño
  • Ubicación: Luminosa, pero no tolera bien el sol directo
  • Riego: Abundante en verano
  • Abono: Fertilizar durante el verano
ficha amarilis

Propia del sur de África, América Central y del Sur, la amarilis es una planta herbácea, perenne y bulbosa, que pertenece a la familia de las amarilidáceas.
El nombre amaryllis significa “para encender” en el idioma griego, y cada una de sus especies es hermosa y elegante. Requiere de paciencia para verla florecer y de cuidados especiales para que esto suceda con éxito.
Llamada azucena de San Miguel, azucena rosada, la suegra y la nuera y la flor de San Francisco, esta planta tiene una apariencia singular, exótica y de gran belleza, que la convierten en la perfecta candidata para adornar tu casa.

Profundidad de siembra

5 a 8 cm de profundidad. Un tercio del bulbo debe quedar por encima del sustrato

Riego

Mantener húmedo el sustrato durante el crecimiento. Durante el verano regar dos o tres veces por semana

Ubicación

Ubicación bien iluminada, sin sol directo. Admite semi sombra

Distancia de plantación

Dependiendo del diámetro del bulbo, de 20 a 50 cm

Descripción de la Amarilis

La amarilis belladona, como también se le llama, llega a medir de 40 a 50 cm de altura. Tiene hojas verdes, planas, largas, estrechas y acentuadas, que aparecen luego de la floración.
Estas hojas de la flor amarilis llegan a medir desde 10 a 60cm de largo y en cada planta surgen de 3 a 7 hojas de 1 a 5 cm de ancho.
Su tallo es hueco y erguido de 50 a 60 cm de alto y de 1 a 3 cm de diámetro. La base es gruesa por lo que soporta varias flores. Muchas veces el peso hace que tengas que amarrarlo para evitar que se doble.

Flores de Amarilis

Los lirios amarilis cuentan con flores en forma de trompeta, de seis pétalos y estambres prominentes. Nacen sobre un largo tallo en grupo de tres o de cinco.
La amarilis nos regala flores en colores blanco, rojas, rosadas, naranja o bicolores. Abren muy hermosas durante el invierno y pueden durar hasta primavera.
Cada una de ellas puede medir entre 10 y 20 cm de ancho. Florece todos los años, siempre que encuentren las condiciones perfectas.
Cada una de sus flores tiene una hermosa coloración y tamaño perfectos que las hacen reconocidas. Es una planta a la que se puede forzar la floración, por eso es común utilizarla como decoración en la época de diciembre, por combinar perfectamente con los colores que distinguen a la Navidad.

amarilis rosa

Cultivar Amarilis

Los lugares claros y cálidos son perfectos para la salud de la planta, y en la temporada de calor como en verano, siempre es bueno que la expongas al aire libre, para que pueda mantenerse fresca sin recibir luz directa del sol.

Como plantar Amarilis

Cuando se plantan los bulbos de amarilis debes dejar parte de ellos en el exterior. Sería perfecto que una tercera parte de este bulbo quede por encima del sustrato.
Depende de cómo cuides la planta amarilis para que a los tres años de su plantación tengas la planta más robusta de flores hermosas. Nútrela con el abono adecuado desde que inicia su crecimiento, de manera que ayudes a la planta a almacenar nutrientes para cuando llegue el frio.
Puedes sacar los bulbillos que nacen alrededor del bulbo principal y sembrarlos por separado. El sustrato de jardín es el ideal tanto para su cultivo en maceta, como directamente en el suelo; le permite crecer con la temperatura perfecta y con una separación de hasta 8 cm, lucirán muy naturales.

Otros bulbos de Primavera

Otras flores de bulbo de primavera que te pueden interesar

Cuidados de la Amaryllis

La primavera es la época perfecta para cultivar hippeastrum amarilis. Si decides escoger cultivar en maceta, ésta debe ser estrecha y profunda. En el caso de que la plantes en el suelo de tu jardín, debes cubrir las yemas de la planta con paja.
Para protegerla del frío prepara un manto de paja, hojarascas o helechos y con esto será suficiente para su protección. Tal vez tenga que ver que su lugar de origen sea África para que esta planta no resista el frio. Cualquier helada, por leve que sea, puede acabar con ella.
Lo ideal sería que el clima no más bajo de 15ºC, menos de eso es correr el riesgo de perder todo el trabajo de siembra.

Exposición al sol

La luz es muy importante para esta hermosa planta de flores decorativas. Ya sea que hablemos de la amarilis interior o exterior de la casa, en su primera etapa es importante mantenerla en la sombra y después, cuando los capullos han aparecido, pueden estar en semi sombra o en un lugar bien iluminado, pero que no esté plenamente al sol.

Riego

Al principio con mantener húmedo el sustrato basta, sin embargo, a medida que va creciendo deberás aumentar la cantidad de agua para que tenga suficiente fuerza la planta en su crecimiento y desarrollo. Lo ideal es regar dos o tres veces a la semana en los meses cálidos, y una vez en los meses de más frío. 

Abonado

Justo cuando el amaryllis está floreciendo es el momento ideal para añadir un fertilizante químico. El suelo debe ser rico en nutrientes: es buena idea sembrar en compost hecho con estiércol, ya que los nutrientes permanecen durante más tiempo en el sustrato, pero de igual manera puedes aplicar fertilizantes líquidos dos veces por mes, cuando la planta está en pleno desarrollo.

Plagas

Los ácaros, pulgones, caracoles, babosas, cochinillas, entre otras plagas, son algunas de las plagas más habituales. Es muy importante su constante revisión a fin de detectarlos a tiempo y tomar las medidas respectivas.
También conviene prestar atención al exceso de agua durante el regado las plantas de amarilis, suelen sufrir de pudrición al nivel del bulbo cuando el drenaje no es el correcto.

Reproducción

La Amaryllis belladona se reproduce por división de bulbos después de la floración. En climas cálidos y húmedos el follaje puede conservarse durante todo el año, pero en el nuestro es bastante raro.
De modo que una vez que ha terminado la floración, cada cuatro a seis años, después de la floración de otoño, podemos extraerlos y separarlos del bulbo principal, estos pequeños bulbos se deberían plantar de inmediato.
También es posible cultivarlas a partir de semillas, pero es un proceso largo y tedioso, pueden llegar a tardar entre 3 y 5 años en dar su primera floración.

bulbos de amarilis

Conservación de las Amarilis

Las amarilis en bulbos pueden durar años, siempre y cuando le proporciones los cuidados adecuados. La flor en sí, podría durar entre tres y seis semanas.
Para conseguir mantener tus amarilis por años, ten en cuenta estos consejos:

  • Cuando se marchiten el tallo y las flores deberás cortarlas al ras de la tierra.
  • Riega durante los tiempos debidos para que las plantas guarden sus reservas.
  • Mantenlas siempre en un lugar con mucha claridad.
  • Una vez que las hojas luzcan secas y lacias, es justo el momento de darles el reposo anual.
  • En teoría no es necesario levantar los bulbos de Amarilis una vez ha terminado la floración, déjalos reposar hasta el año siguiente. Cada cuatro o seis años podemos obtener nuevos bulbitos para plantar.

Comprar bulbos de Amaryllis

Si estás interesado en comprar bulbos de amarilis, en determinadas fechas del año son fáciles de encontrar en viveros, pero, si por tu zona no los encuentras siempre puedes comprar bulbos de Amaryllis en Amazon:

Imágenes y fotos de Amarilis

También puede ser de tu interés...