Inicio » Bulbosas de otoño » Crocus. Guía: Como Plantar Crocus en el Jardín

Crocus. Guía: Como Plantar Crocus en el Jardín


  • Nombre científico: Crocus
  • Nombre común: Crocus, croco
  • Familia: Iridaceae
  • Origen: África del Norte, Asia y Europa
  • Floración: Primavera
  • Ubicación: Soleada a semi sombra
  • Riego: Moderado
  • Abono: Orgánico
  • Dificultad: Baja
Los crocus son bulbos de otoño que se suelen plantar masivamente. La razón es muy simple, plantados en grupos ofrecen un espectáculo de floración, pero en solitario pasan muy inadvertidos debido a que son plantas muy pequeñas, y con unas flores acordes a su tamaño.
Junto con los tulipanes, jacintos y narcisos, son las plantas bulbosas más utilizadas en jardinería, y al contrario que ellas, no tienen ningún valor como flor cortada.
Existen unas 100 especies diferentes de crocus, pero sólo unas 30 se siembran de forma habitual. Entre estas especies la más conocida sin lugar a dudas es el crocus sativus, del que se obtiene el azafrán.
Además de para sembrarlos en grupos grandes, bajo árboles o entre el césped, también quedan muy bien como bordura o entre la rocalla.
Son de las primeras flores primaverales en aparecer, así que plantar unos crocus es indispensable para saber que queda muy poco para el cambio efectivo de estación.

Guía rápida para el cultivo de los crocus

icono-profundidad-plantación
Profundidad de siembra
Unos 5 centímetros
icono-necesidad-de-riego
Riego
Moderado
icono-ubicación
Ubicación
Soleado a semi sombra
icono-distancia-de-plantación
Distancia de plantación
Unos 8 centímetros

Descripción

Los crocus son plantas herbáceas perennes, que aparecen a partir de cormos. Su floración es muy temprana, son los primeros bulbos en hacerlo, incluso antes de que llegue la primavera. Sólo necesitan que el suelo comience a calentarse.
Su altura media gira entre 7 y 15 centímetros, no superando en ningún caso los 20 centímetros, aunque sus hojas pueden ser bastante más largas.
Es fácil distinguir los crocus de otras plantas similares, ya que sus hojas poseen en todas sus variedades, una estría central blanca.

Flores de crocus

Las flores de los crocus están formadas por 6 sépalos, distribuidos en dos series de tres, siendo los sépalos externos un poco más grandes que los internos.
Cómo curiosidad los tépalos están unidos en su parte inferior, formando un tubo muy largo que emerge casi a ras de suelo.
Algunas variedades, muy pocas, tienen flores con un delicioso perfume a miel.
En cuanto a los colores de sus flores es bastante diverso, tienes tres colores básicos de crocus: blancos, amarillos y púrpuras, pero a partir de ahí las diferencias en tonalidades son enormes.

Variedades de crocus

Hay una gran cantidad de variedades de crocus, pero algunos de ellos son los más populares son:

Crocus Sativus

Llamado vulgarmente azafrán o flor del azafrán, aunque realmente este condimento procede de los estigmas secos del pistilo de la flor del crocus sativus.
De cada cormo de crocus sativus suelen aparecer dos o tres flores de color violáceo, que miden unos cuatro centímetros de longitud.
Está perfectamente adaptado a nuestro clima mediterráneo, con veranos muy secos e inviernos muy fríos. Sus cuidados no difieren en nada de lo que sería un crocus de jardín.

Crocus sativus

Crocus nudiflorus, azafrán loco o falso azafrán

Original del sur de Europa, es un crocus que puede alcanzar los 20 centímetros de altura.
Suele encontrarse de forma silvestre en los pastos y prados de alta montaña, donde puede florecer entre finales de otoño y comienzo de la primavera.
Es muy rústico, resistente y es fácil de encontrar en una gran variedad de colores, siendo el más habitual el lila.

Crocus vernus, crocus holandés

Es un crocus originario de las zonas altas del sur de Europa. A partir de diferentes cruces e hibridaciones, es el antecesor de muchas de las variedades de jardín, con flores grandes y conocidos como crocus holandeses.
Hay muchas variedades populares del crocus vernus: Negro Boy, Pickwick, Porpureus Grandiflorus…

Crocus chrysanthus

Variedad originaria de los Balcanes y Turquía, ofrece flores en forma de cuenco, habitualmente en colores naranaja-amarillo.
Su flor es más pequeña que la del crocus vernus, aunque como contrapartida ofrece un número mayor de flores por cada cormo. Es de floración temprana.

Crocus chrysanthus

Crocus caeruleus

Es originario de Bosnia y Herzegovina. Lo más destacado de estos crocus es que poseen unas flores color amarillo brillante perfumadas, con manchas marrones en sus pétalos exteriores.

Cultivar crocus

Los crocus florecen a finales del invierno o comienzos de la primavera…precisamente por que suelen florecer cuando el tiempo aún no es bueno, son perfectos para dar color en un jardín sin flores.
Como sus flores y tamaño son relativamente pequeños, los mejores resultados se obtienen sembrando grandes cantidades de crocus de una vez, para que generen una gran floración.

Como plantar crocus

Plantar crocus no es complicado, y no difiere en exceso de plantar cualquier otro tipo de bulbo, aunque siempre conviene recordar los puntos clave, distancias…
Para tener éxito con el cultivo de crocus ten en cuenta:

  • Son bulbos pequeños, con sembrarlos a unos 5 centímetros de profundidad es suficiente.
  • Entre bulbo y bulbo la distancia puede variar entre 5 y 8 centímetros, dependiendo del tamaño de los cormos.
  • Si vamos a sembrar un buen número de crocus en el césped (100 a 150 cormos), se recomienda tirarlos y sembrarlos allí donde han caído, para generar mayor sensación de naturalidad.
  • Ten la precaución de que la yema del bulbo apunte hacia arriba.
  • Una vez sembrados, y si la tierra no está húmeda, regar abundantemente.

Cuidados de los crocus

Los crocus son bulbosas relativamente sencillas de cuidar, sólo hay que tener cuidado con algunos detalles para tener una preciosa floración.
Recuerda lo siguiente:

Suelo

Prefieren suelos sueltos, que drenen bien y que posean una buena cantidad de materia orgánica…aunque pueden sobrevivir en suelos pobres, si queremos que crezcan y florezcan bien, lo mejor es que el suelo tenga suficientes nutrientes.
Podemos trabajar el lugar donde van a ser sembrados, añadiendo un buen compost y arena, para evitar que se encharque y que además tenga los nutrientes que los crocus necesitan.
Son muy resistentes al frío, por lo que son ideales para sembrar en maceta. El consejo es el mismo, una maceta con un compost que drene bien y que posea una buena cantidad de nutrientes.

Exposición al sol

Los crocus se van a encontrar perfectos a pleno sol, pero si la zona del jardín elegida tiene semi sobra, no pasa nada, se adaptan perfectamente.
Son muy rústicos y resistentes al frío, llegando a soportar temperaturas de hasta -20ºC.

Riego

Mas que regar, lo que necesitamos es que la tierra se mantenga ligeramente húmeda.
Si por la situación climática la tierra no llega a secarse, no necesitaremos regar.
Conviene que el suelo no se encharque, porque podría producir pudrición de los bulbos por ataques de hongos, eso si lo debemos vigilar bien.

Abonado

Si hemos realizado bien la tarea de preparación del suelo, no es necesario proporcionarles abono extra.

Plagas

No suelen presentar problemas de plagas, salvo el ataque de algunos hongos si la situación del terreno no es la correcta.

Reproducción

Como la mayoría de bulbos y cormos, producen bulbitos de forma espontánea.
Una vez que la planta ha terminado su floración y su parte aérea se ha secado, podremos proceder a desenterrar los cormos de crocus.
Hay que realizarlo con cuidado, para evitar dañar los bulbos y los posibles bulbitos que haya generado.
Separamos los bulbitos de crocus de los bulbos de mayor tamaño, para sembrarlos al año siguiente de forma independiente, hasta que posean suficiente tamaño para dar flor.

Conservación de los bulbos de crocus

Esta tarea es crucial para tener flores de crocus año a año. Sigue los siguientes consejos, para tener crocus en tu jardín durante años:

  • Los cormos se pueden desenterrar cuando las hojas comiencen a amarillear o cuando se secan por completo.
  • Si los sacamos antes de marchitarse por completo hay que dejarlos en un lugar seco, a la sombra y bien aireado para que terminen de secarse.
  • Se pueden dejar en bandejas o en bolsas de malla.
  • Una vez secos, se retiran los tallos y se limpian bien, eliminando todos los que estén dañados o defectuosos.
  • Las bolsas de malla son perfectas para guardarlos. Tenemos que tener la precaución de etiquetarlos por colores, variedades…
  • Posteriormente los guardaremos en un lugar a oscuras, bien ventilado y con una temperatura entre 23ºC y 27ºC.

Imágenes y fotos de crocus

Galería de fotos de crocus:

Deja un comentario